¿Cómo hago para construir una vivienda unifamiliar en un terreno propio? AUTOPROMOCION

  • DISPONIBILIDAD DEL SUELO

    Hay que conocer la normativa urbanística de la parcela en la que pensamos construir, ya que nos va a indicar la edificabilidad y los parámetros que deberá cumplir la futura edificación (ocupación, alturas máximas o mínimas, usos permitidos, retranqueos …). Para ello es recomendable acudir al Ayuntamiento correspondiente y solicitar información o bien solicitar por escrito una cédula urbanística, donde se reflejen todos estos datos. Es necesario saber si la parcela dispone de los servicios necesarios para edificar (acometidas de agua, luz, saneamiento…) y en caso contrario conocer las obras necesarias para dotarla de los mismos, ya que esto puede influir en los costes finales.

  • HACERSE CON LA PARCELA, SI ES EL CASO

    El precio es muy variable, dependiendo de la superficie, ubicación, clasificación y calificación urbanísticas, etc…que es imposible hacer una estimación genérica. No obstante, es un coste que conocemos de partida, por lo que nunca supondrá un imprevisto.

  • ¿QUÉ CASA QUIERO CONSTRUIR?

    Hay que tener claro cuáles son las necesidades funcionales, de espacio y sus preferencias estéticas. El proyecto de arquitectura son dos fases, Proyecto Básico, que comprende los documentos necesarios para la definición espacial de la edificación, con el que se puede solicitar la Licencia de obras, y Proyecto de Ejecución, que desarrolla todos los documentos necesarios para la ejecución de la obra (cálculo de estructuras, instalaciones, detalles constructivos, definición de materiales, etc.).

  • LA LICENCIA DE OBRAS

    Una vez concluido el Proyecto Básico hay que presentarlo en el Ayuntamiento para solicitar la correspondiente Licencia de obras. El plazo de obtención de la misma es muy variable; dependiendo del Ayuntamiento de que se trate, puede oscilar entre 4 y 12 meses aproximadamente.

  • CONTRATACIÓN DE LA OBRA

    Por supuesto que el precio es muy importante , pero también hay que tener en cuenta otras muchas cosas, como, los plazos de ejecución, las condiciones de pago, garantías, etc.. Si va a necesitar financiación para la construcción de su vivienda, este es el momento de solicitar al banco lo que se conoce como “préstamo autopromotor”.

  • LA OBRA

    La planificación y la correcta definición inicial de los trabajos a realizar son fundamentales, así como un seguimiento continuo de la obra. Antes de comenzar la obra, debe informarse de sus obligaciones y responsabilidades como promotor de la misma. Aunque la ley no lo exige para autopromotores que no vayan a enajenar su vivienda durante un período de diez años.

  • TRÁMITES ADMINISTRATIVOS FINALES

    Una vez ejecutada la obra, se documenta en lo que se conoce como Libro del Edificio. Una vez emitidos los certificados finales de obra por los técnicos correspondientes, debemos solicitar en el Ayuntamiento la Licencia de Primera Ocupación, que es necesaria para inscribir la obra terminada en el Registro de la Propiedad y para solicitar los suministros (agua, luz…) definitivos de la vivienda. El Ayuntamiento inspeccionará las obras realizadas, para verificar que se corresponden con la Licencia de Obras concedida. Se debe realizar la Declaración de Obra Nueva, si no se ha hecho previamente, o el Acta Final de Obra en caso de haberse declarado la obra en construcción, e inscribirlas en el correspondiente Registro de la Propiedad, así como dar de alta la construcción en el Catastro.

  • CALENDARIO

    ¿En cuánto tiempo voy a tardar en tener mi casa terminada?

    Las actuaciones previas, al inicio de la obra (redacción de proyecto, tramitación de licencia, etc.) suelen tener una duración mínima de 6 meses y máxima de 1 año, aunque pueden existir diversas circunstancias que modifiquen estos plazos.

    La duración de la obra de una vivienda unifamiliar tradicional suele oscilar entre 1 año y 1 año y medio, aunque pueden existir grandes variaciones dependiendo del tamaño y complejidad de la vivienda.

    Este tiempo puede ser acortado de forma muy importante usando nuevas técnicas constructivas del tipo modularizado industrializado como las de fabricación de la casa en taller, sistemas como el de OBOX en hormigón u otros en modulo metálico, fuera de la ubicación final del edificio para su posterior transporte a la terminación, dejando el tiempo de ejecución en menos de la mitad del tiempo de la construcción tradicional.